Ayudamos a comunidades y barrios a mejorar su calidad de vida.

Únete a nuestras causas y levanta una sonrisa.

Promovemos el emprendimiento, capacitamos, incubamos ideas, cooperamos con el desarrollo comunitario rural y urbano a través de proyectos socioeconómicos para que las personas en extrema pobreza cumplan sus metas y sueños. 

Ayudamos a comunidades y barrios a mejorar su calidad de vida.

Únete a nuestras causas y levanta una sonrisa.

Promovemos el emprendimiento, capacitamos, incubamos ideas, cooperamos con el desarrollo comunitario rural y urbano a través de proyectos socioeconómicos para que las personas en extrema pobreza cumplan sus metas y sueños. 

Conoce a Martha

Con un poco de apoyo se llega muy lejos

Ella es de Tenguel y está bien gracias a ti

Gracias al apoyo de todos, en la última campaña de Navidad pudimos ayudar a doña Martha.

Ella es una señora octogenaria de Tenguel, muy querida por toda su comunidad.

A pesar de los desafíos que ha enfrentado a lo largo de los años, su corazón generoso sigue lleno de alegría y gratitud por cada nuevo día.

Reproducir vídeo
Reproducir vídeo

Más de

beneficiarios
0

Aventura de voluntariado

Únete a nosotros en un viaje de descubrimiento

Conoce a fondo la realidad humana cerca de ti y toma la iniciativa para proveer un servicio al prójimo.

Experiencia de voluntariado

Otras experiencias

Algunas de nuestras experiencias

almuerzos servidos
0 +
de cuadras limpiadas
0 m2
Personas capacitadas
0 +
niños atendidos
0 +

Conoce más

Lo que hemos logrado

Hemos capacitado en habilidades técnicas requeridas de forma popular, alimentado a quien lo necesita cuando no puede conseguirlo, atendido a niños con entretenimiento sano y educación.

Esto y mucho más. Apóyanos y sé parte de un mejor Ecuador.

¡Necesitan tu ayuda!

Cada día trae su propia alegría y dificultad y siempre hay trabajo por hacer.

«Puede que haya muchas cosas buenas de las que no he sacado provecho, replicó el sobrino, entre ellas la Navidad. Pero estoy seguro de que al llegar la Navidad, aparte de la veneración debida a su sagrado nombre y a su origen, si es que eso se puede apartar, siempre he pensado que son unas fechas deliciosas, un tiempo de perdón, de afecto, de caridad. El único momento que conozco en el largo calendario del año, en que hombres y mujeres parecen haberse puesto de acuerdo para abrir libremente sus cerrados corazones y para considerar a la gente de abajo como compañeros de viaje hacia la tumba y no como seres de otra especie embarcados con otro destino.» Charles Dickens, Cuento de Navidad